PROFECO ES AHORA UNA AUTORIDAD FISCAL

El día 11 de enero del presente año fue publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) una reforma a la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) como también algunas adiciones de diversas disposiciones. Esta ley busca proteger los derechos de los consumidores y hacer que las relaciones entre proveedor y consumidor sean claras, tengan certeza y seguridad.

La Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) es el organismo responsable de que la LFPC se aplique y, hasta ahora, se encargaba, entre muchas otras responsabilidades, de la aplicación de multas para los proveedores y prestadores de servicios que incumplían con esta ley, sin embargo, la responsabilidad de cobrar dicha multa recaía al estado y este a su vez delegaba la responsabilidad al municipio dejando una lista de adeudos sin cobrar significativa en tan solo unos años.

Con esta reforma toma ahora el título de autoridad fiscal al adquirir la facultad para cobrar las multas que imponga, como lo especifica el articulo 134 Bis de la siguiente manera:

“Las multas que imponga la Procuraduría serán consideradas créditos fiscales y se ejecutarán por ésta en su carácter de autoridad fiscal bajo el Procedimiento Administrativo de Ejecución previsto en el Código Fiscal de la Federación y su Reglamento.”

Para conseguir cumplir esta ley, la dependencia deberá de implementar mecanismos como el uso de medios electrónicos ópticos u otras tecnologías para pago de las multas.

Con esto podemos resumir que PROFECO adquirió más armas para regular a los proveedores que traten de engañar de alguna manera a sus consumidores y asegurarse que sus advertencias y sanciones se ven cumplidos y no se pierdan en el camino tan largo que tenia su burocracia anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *