¿POR QUÉ MÉXICO NO CRECE, SIENDO QUE LOS DEMÁS MIEMBROS DE LA OCDE SI LO HACEN?

En reciente estudios y opiniones del instituto mexicano de ejecutivos de finanzas (IMEF), se comentan varios puntos centrales sobre esta interesante interrogante:

I.- FALTA DE UNA REFORMA FISCAL INTEGRAL

1.- Deducción de inversiones en muebles e inmuebles demasiado limitada y a largo plazo

2.-  demasiadas leyes, las cuales son confusas, complejas y muy cambiantes.

3.- carga administrativa muy alta en la  determinación y cumplimiento de las obligaciones fiscales

4.- falta de suficientes estímulos y beneficios fiscales a los sectores primarios y, que realmente se otorguen a ellos.

II.- FALTA DE INVERSION EN TECNOLOGIAS DE PUNTA.

1.-   falta de estímulos para invertir en tecnologías de punta.

2.- acceso restringido a tecnologías de punta

III.- FALTA DE MANO DE OBRA MEXICANA CALIFICADA

1.- pago de muy bajos salarios a la mano de obra calificada mexicana

2.- falta de capacitación y adiestramiento

IV.- INSEGURIDAD, CORRUPCION E IMPUNIDAD

1.- inseguridad ciudadana y empresarial

2.-alta impunidad por las infracciones y delitos cometidos

3.- corrupción en todos los niveles: desde ciudadano hasta empresarial público y privado

V.- FALTA DE UN ESTADO DE DERECHO.

1- ausencia del cumplimiento de funciones de cada órgano del cuerpo del Estado.

2.- falta del poder INSTITUCIONALIZADO. no al poder PERSONALIZADO

3.- la falta de consagración  y respeto a los Derechos Humanos

Tal vez el requisito más importante tiene que ver con que tanto las normas jurídicas del respectivo Estado como las actuaciones de sus autoridades cuando aplican dichas normas jurídicas, deben respetar, promover y consagrar los derechos esenciales que emanan de la naturaleza de las personas y de los cuerpos intermedios que constituyen la trama de la sociedad, pues esta deficiencia da pie a la poca credibilidad y confianza que se tiene en las instituciones.

Por otra parte, la visión de economía que tenemos internamente es también un factor influyente por la cual no vemos un progreso individual en el ciudadano mexicano. Existe la creencia que la forma de reactivar la economía siempre es gastando y adquiriendo deudas por medio de créditos, pero esto, según el economista Guillermo Barba, tiene el efecto contrario.  Según él, una mayor demanda no solo acumula más capital, sino que se gasta el que ya se tiene, generando más pobreza y miseria de la que busca evitar, dejando escenarios donde el que presto el dinero no recuperar completa su inversión y el que lo solicito termina más pobre de como estaba antes.

Si bien es verdad que los problemas antes mencionados por el IMEF representan en gran parte las razones por las que las personas no confían en este país, también es cierto que nuestra propia manera de ver las finanzas es la que nos hace situarnos en la situación en la que estamos. Sería irresponsable decir que es tan sencillo como cambiar la mentalidad de uno mismo para inmediatamente después disfrutar de los frutos de una economía sana, pero si es verdad que cada individuo parece repetir esta extraña y equivocada visión de economía gastando más dinero del que tiene. Es este punto el que me hace invitarles a visualizar un problema general desde cada elemento individual, en otras palabras, la economía de nuestro país desde la practica financiera de cada ciudadano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *