¿Piensas enfrentarte al SAT? Te dejamos estos consejos.

Los contribuyentes que suelen verse más inconformes ante el SAT por las resoluciones en sus casos suelen coincidir más en estas dos: Las imposiciones de crédito Fiscales y la negativa por devolución de impuestos. Y no son pocas las razones para que los contribuyentes se sientan frustrados, ya que, si de por sí la relación que se tiene con el SAT es complicada para mantenerse al día con las obligaciones fiscales, verse envuelto en estas luchas puede llegar a ser un encuentro tedioso y agotador y, aun así, muy común para muchos. Al finalizar el 2017, el SAT logro ganar 11,387 juicios en sentencia definitiva, esto representa un 50.15% del total de los juicios presentados. 90,531 millones de pesos son los equivalentes a las sentencias favorables, 65.6% del total. Mientras que, en los juicios de amparo gano el 95.6%. Si un contribuyente desea enfrentar al Fisco en alguno de estos casos, debe ser consiente de cuáles son las herramientas con las que cuenta para librar dicha contienda. Una asesoría fiscal puede ser su mejor arma, ya que conocer las reglas del juego y saber jugar es un requisito importante para ganar. Dejando atrás las analogías de juegos, la asesoría fiscal puede ser una ventaja muy grande para asegurar más oportunidades para ti. Si aun tienes dudas y crees poder llevar el juicio por tu cuenta te compartimos estos tres datos para “no ir a la guerra sin fusil”.
  1. Recurso de revocación
Este será tu primer recurso para defenderte de una resolución por parte del fisco. El recurso de revocación te permite presentar pruebas a tu favor en un juicio no serían aceptadas. Este recurso solo puede ser presentado a través del buzón tributario, con la firma electrónica, dentro de los 30 días siguientes a aquel en que haya sido presentada la notificación de la resolución o el acto que se impugna. El contribuyente envía las pruebas y estas serán estudiadas por el SAT, siendo esta misma entidad quien emita la resolución que confirme, cambie o rechace la resolución. Efectivamente son pocas las posibilidades que los contribuyentes tienen a vencer en este paso ya que es la autoridad el contrincante y el juez, aun así, este paso sería recomendado por cualquier asesor fiscal para presentar todas las pruebas con las que cuente el contribuyente y estas se verán evaluadas de acuerdo con la ley específica del proceso contencioso. Para hacerlo habrá que contar con los siguientes requisitos:
  • Escrito de promoción
  • Resolución o acto impugnado
  • Constancia de notificación del acto impugnado.
  • Pruebas
  • Escrito de anuncio de pruebas adicionales
  • Escrito de exhibición de pruebas adicionales
  • Documentación relacionada con el recurso de revocación.
 
  1. Juicio de lo contencioso administrativo.
Este juicio se suscita ante el Tribunal Federal de Justicia fiscal y Administrativa. El contribuyente cuenta con 30 días hábiles después de haber sido notificado por el fisco la resolución con la que este inconforme. El contribuyente presentará el poder notarial del representante legal, la resolución que impugna, la constancia de notificación del acto impugnado y las pruebas documentales. Este juicio puede llevarse a través de internet y por vía sumaria, en la que se establecen plazos cortos para resolverse. Tanto el recurso anterior como este puede resolverse con la modalidad llamada “exclusivo de fondo”, esta solo se concentra en los argumentos legales y no busca verificar si se cumplieron los requisitos.
  1. Juicio de amparo
Este trámite se interpone ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación y es el último recurso con el que cuentan los contribuyentes. Puede ser expedido por estar inconforme con la resolución del tribunal Federal de Justicia Administrativa o para ampararse contra una norma fiscal específica. Las pruebas que el contribuyente entrego con anterioridad son valoradas nuevamente en este recurso, además tendrá que presentar una buena argumentación de FONDO con la cual logre demostrar la razón por la cual no debería aplicársele la resolución del SAT. Estos puntos pueden ser de mucha utilidad para librar tu contienda y buscar una solución a estas situaciones que, en muchas ocasiones, resultan poco favorables para los contribuyentes que no saben cómo defenderse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

35 − 25 =