¿Hasta donde llegará los ojos de la autoridad Fiscal?

Quizá la idea del gran hermano pudiera sonar a ficción en algún momento, pero parece que ahora es una realidad ya que las autoridades están próximas a conocer todas las costumbres y hábitos de consumo de los contribuyentes.

La innovación en tecnologías, por las que el SAT y otras autoridades han apostado, están llegando a la fase que tenían prevista y comienzan a ver los frutos de estas. Desde que se paso a la factura electrónica, este formato se ha ido mejorando y actualizando para poder controlar todos los conceptos con los que los contribuyentes emiten una factura en 17 catálogos y, con la reforma que entro el pasado 1 de julio, que hizo obligatorio el uso de este catálogo de conceptos, así como el de unidades de medidas, siendo motivo de la imposición de multas en los casos donde no se use estos requerimientos correctamente; este control se ha vuelto mucho más eficaz.

Además de las regulaciones y requerimientos que se han implementado para emitir una factura, ahora también se han sumado requisitos para cancelarlas, pues para hacerlo se requerirá la autorización de la persona a la que fue emitida, así como emitir comprobantes de cobranza o complementos de recepción de pago para pagos diferidos o en parcialidades.

A través de esta herramienta la tesorería de la federación podrá determinar con precisión las cantidades a enterar de los diferentes impuestos (IVA, ISR e impuestos estatales.) mes con mes, ya sea propio o retenido. Esta estrategia creará una fiscalización más eficaz con cada contribuyente.

Sumado a las ventajas que la herramienta de facturación electrónica ya brinda para obtener información de los movimientos que se pueden hacer, el modelo de discrepancia fiscal brinda a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público la posibilidad de indagar en las cuentas bancarias de personas físicas, incluyendo tarjetas de crédito e inversiones. Esto, tomando en cuenta que en el país existen 23 millones de tarjetas de crédito, según la Procuraduría de México, siendo el principal medio de endeudamiento de los ciudadanos.

Esto con el fin de comprobar que los ingresos y los gastos de cada contribuyente concuerden con lo que expresan en su declaración, de no ser el caso este modelo fiscalizará a todo aquel que desempeñe actividades de manera informal para así poder exigir el cumplimiento de sus obligaciones.

Dicha medida no representa un mecanismo que viole los derechos del contribuyente por las garantías que otorga para aclarar su situación, pues el contribuyente cuenta con 20 días después de notificado para aclarar sus movimientos.

Ya se tiene controlado los pagos de sueldos y salarios con el complemento de nóminas, los pagos al extranjero y de dividendos con el CFDI de retenciones y pagos, el manejo y transporte de mecánicas mediante los comprobantes de traslados y las exportaciones con el complemento de comercio exterior.

Por si lo anterior pareciera poco, ya se tiene firmado convenio con el IMSS e INFONAVIT, las ENTIDADES FEDERTIVAS, a traves de su respectiva secretaría de finanzas desde hacce más de 20 años, para el intercambio de información y con esto todo tipo de autoridad podrá compartir la información a fin de verificar el cumplimiento de las leyes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *