¿Formas parte del RIF? Conoce los beneficios y obligaciones que tienes ante el SAT.

Si formas parte del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) debes conocer los beneficios y obligaciones que este modelo fiscal te ofrece, además del tan mencionado descuento del 100% al impuesto del ISR en el primer año.

Este modelo se implementó para incentivar la incorporación a la formalidad y como ya se mencionó antes ofrece varios descuentos en las obligaciones fiscales de los RIFs. Uno de estos es el descuento en el Impuesto Sobre la Renta (ISR) donde se condona un descuento del 100% solo en el primer año y este descuento se reduce en un diez porciento en el año siguiente.

Reducción del impuesto sobre la renta a pagar.
Año 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
% 100% 90% 80% 70% 60% 50% 40% 30% 20% 10%

 

Sumado a esto, si tus ingresos no exceden de 300,000 pesos, no se pagará IVA y/o IEPS por operaciones con público en general; y, si los ingresos exceden dicha cantidad, se pagarán las operaciones con el público en general aplicando porcentajes de acuerdo con el giro de la actividad que se realice, al IEPS y/o IVA también se aplicarán descuentos de acuerdo con los porcentajes correspondientes.

Seguridad social

Este modelo tiene beneficios de seguridad social tanto para los patrones, los dueños de negocios y trabajadores independientes, así como para sus familias. Dentro de estas, además de la atención médica, pensión para el retiro, entre los otros que integran la seguridad social.

Las cuotas de seguridad social también tienen un descuento porcentual en los primeros diez años donde en los primeros dos años se aplica un 50% de descuento reduciendo en 10% cada 2 años. Para esto se debe estar inscrito en el RIF, no haber cotizado en el IMMS o Infonavit durante los 24 mese previos a la solicitud del beneficio (si se estaba registrado como pequeño contribuyente y cumpliste tus obligaciones hasta el 15 de febrero del 2014, no tienes que preocuparte con esto.

Ingresos extras

Para permanecer en este régimen los ingresos no deben de exceder los 2 millones de pesos anuales, en caso de que el contribuyente llegue a rebasar dicha cantidad deberá salir de este régimen y perder sus beneficios. Para evita confusiones respecto a este punto, el SAT estableció una lista de ingresos que no forman parte de dicho monto:

  • Ingresos por venta de casa habitación
  • Por concepto de primas de antigüedad, retiro e indemnización u otros pagos separados.
  • Por la enajenación de bienes heredados
  • Por adquisiciones de bienes heredados
  • Por obtención de premios
  • Por intereses moratorios e indemnizaciones por juicios
  • Por planes de retiro
  • Donativos recibidos

Obligaciones

Más que obligación, el primer requisito para los contribuyentes es inscribirse en el RFC. Una vez hecho eso recibirán una clave de identificación oficial y podrán generar una contraseña que sirve para utilizar su cuenta a través de la aplicación gratuita del SAT para emitir y consultar facturas, así como para presentar declaraciones.

Solicitar los comprobantes de todas las operaciones que se realicen con su negocio y presentar su declaración de pago de contribuciones.

¿Puedo pertenecer a este régimen?

Para formar parte de este modelo fiscal debes contar con ciertos requisitos para el tramite: Ser formal en el Régimen de Incorporación Fiscal, inscribirse de forma gratuita con su CURP en el Registro Federal del contribuyente (RFC), contar con domicilio del negocio e indicar la actividad económica que vas a realizar.

Todos los contribuyentes que realicen actividades empresariales, enajenación de bienes o prestación de servicios que no requieren título profesional para realizar; contribuyentes que obtengan ingresos por salarios, asimilados a salarios, arrendamiento o por intereses siempre que sus ingresos no excedan los 2 millones de pesos anuales. Si se cumple con esto no se podrá ejercer en este régimen.

Deja un comentario

Tu email no sera publicada.