El papel y las cualidades de un CEO en el mundo actual.

El mercado ha evolucionado a una gran velocidad en poco tiempo. El adelanto en las tecnologías, el papel de las empresas ante la sociedad, los medios de consumo, entre otros factores, han evolucionado las reglas del juego comercial y el éxito de las empresas depende en gran parte de la formación y habilidades de sus colaboradores, principalmente del Chief Executive Officer (CEO).

El cambio es la única constante. Las empresas deben de ser conscientes de ello, por lo que el CEO debe de entender que su papel y el de su empresa en el mercado y la sociedad es crucial para saber reaccionar a los cambios que estos le presenten. Deben de aportar Ideas buscando oportunidades fuera de sus zona de confort.

El trabajo en equipo es una herramienta indispensable, por lo que las habilidades sociales en el CEO son la base de este. Fiable, visionario y emprendedor, estas cualidades le permitirán trabajar con equipos multidisciplinarios y multigeneracionales.

Lealtad: Un individuo íntegro, fiel a sus pasiones, compromisos y principios, estas son cualidades necesarias para todo CEO, una identidad clara fortalece las relaciones con su equipo de trabajo y su empresa. La lealtad a con la empresa que se dirige es indispensable y las personas que son fieles consigo mismas los son también con sus acciones en la empresa.

Apoya: Un CEO no es un “todologo”, pero sabe identificar las fortalezas de su equipo para cultivarlas y potencializarlas, para así contribuir a su desarrollo personal. Debe de recordar que trabaja con personas y que lo que logren hacer estas personas será para el beneficio de la empresa, por lo que sabe que promover y contribuir con el desarrollo de su equipo es fundamental para el cumplimiento de sus metas.

Liderazgo: Se sabe parte del equipo y así mismo hace sentir a los demás. El CEO debe ser un líder; no un jefe. Crea espacios de integración para el equipo, reconoce los méritos de sus compañeros y no se adjudica el éxito de trabajo del equipo. La empatía para con las personas con las que trabaja fortalecen los lazos creando un equipo fuerte y comprometido.

Alinea: Así mismo debe se asegura que las relaciones de sus compañeros sea estable. Uno de los factores que pueden entorpecer los resultados de una compañía es la desorganización de las áreas. Como líder debe de unificar los equipos de trabajo y promover la colaboración entre ellos.

Enfocado: Tiene claros los objetivos de la empresa. Ya sean de corto, mediano o largo plazo, el CEO está enfocado en estos en todo momento, sabe que para llegar a algún lado primero se debe elegir el destino y es por esto que se asegura que sus decisiones y trabajo lo lleven hasta este.

Adaptabilidad/Agilidad: La mejor cualidad de un buen líder es el abordar los problemas y brindar soluciones. Los problemas pueden presentarse, pero el CEO debe de hacerles frente con adaptabilidad. Estar preparado para los cambios y saber reaccionar a estos tomando riesgos es una de las cualidades que más ha evolucionado en esta figura. (La imagen del hombre inflexible que siempre sigue las reglas ya no puede aportar soluciones eficientes en un mercado tan cambiante)

Determinado: El CEO es persistente y no se da por vencido ante las dificultades. Al ser el líder, entiende que su determinación debe influir en su equipo, comprende la importancia de su papel enfrentando situaciones complejas y, aunque cometa errores, continúa haciendo su trabajo con más esfuerzo.

Asertivo: Es tarea de un líder el manejar, equilibrar y llevar las relaciones conflictivas a un mejor nivel, esto lo consigue teniendo el claro quién es el interlocutor, comprende con quien habla, analiza cuál es su lugar en la compañía y puede comprender la situación en la que se encuentra. Sabe comunicar sus pensamientos e intenciones sin agredir ni someterse ante su interlocutor.

Crece: Comprende que las tecnologías siguen en constante evolución y entiende que su preparación debe ser constante para estar a la vanguardia de las actualizaciones que el mercado laboral presenta.

Impulsa: Al tener mucha experiencia en el mercado y ser testigo de los cambios en este, entiende la importancia de impulsar y guiar a los jóvenes en su carrera profesional, comprende que puliendo las habilidades de estos lograrán entrar a un mercado que evolucionará de nuevo con su talento.

La empresas ya no son sólo una imagen en la mente de la sociedad, su papel en esta, así como sus acciones, tienen un valor para sus consumidores, por lo que el CEO debe de tener como meta el contribuir de alguna manera con la comunidad. Las empresas están jugando ahora un papel político y social, y son los líderes empresariales los actores principales para los diferentes grupos de interés; al final son ellos los que representan el mensaje y la reputación de la compañía ante los consumidores.  

Las expectativas actuales de los líderes son muy grandes, y esto se debe a que el consumidor final ahora está en la búsqueda de empresas para atender los problemas críticos que enfrenta el mundo. Se espera que las empresas contribuyan con equidad, medio ambiente, justicia social, entre otras necesidades de la sociedad.

Anteriormente, los CEO eran valorados por seguir las reglas y ver que se siguieran, pero ahora estos sobresalen al demostrar su ambición, energía y habilidad para tomar riesgos. Este ya no es una figura inalcanzable. Ahora, debe de estar hombro con hombro con su equipo manejando una amplia gama de necesidades desde diferentes ámbitos capaces de conectarse con las personas a su alrededor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *