Claves de una empresa exitosa.

La rentabilidad no es el único factor que decide el éxito de una empresa, actualmente el valor no material es más reconocida para los consumidores de muchas empresas. El valor que se entrega a los clientes, empleados y socios de negocio, así como a la sociedad misma, es un factor que la sociedad actual tiene muy en cuenta al elegir a sus proveedores.

Si es verdad, una empresa que no recibe utilidades no es negocio, pero un negocio no puede limitarse en el simple objetivo de conseguir dinero. Puede que al principio no lo veas pero tu mercado sabrá reconocerte si entregas un valor a estos con productos o servicios útiles en su vida.

En este documento te diremos unos puntos importantes a tener en cuenta para conseguir esta visión por parte de tus consumidores.

Sigue estos pasos y alcanza las metas que deseas para tu empresa. Fabiola Jazmín Gutiérrez Pérez
  1. Enfócate en tus clientes: El primer punto efectivamente es satisfacer las necesidades del cliente, sean reales o latentes, un negocio en resumidas cuentas es encontrar una necesidad en la sociedad y atenderla para así poder llamarlos nuestros consumidores. Es importante recordar que el cliente es la base de todo negocio, dirigir todos tus esfuerzos y estrategias para brindar el mejor servicio le aportará un gran peso para la percepción de tu mercado.
  2. Cuida a tu gente: Si la persona más importante en tu empresa es el cliente, la segunda es quien le atiende. Tus empleados serán la relación que dibuje o borre en tus consumidores la sonrisa, por lo que procurarlos es indispensable en tu estrategia; una modelo de trabajo que les ofrezca oportunidades de desarrollo, esquemas de trabajo que los inviten a colaborar y socializar entre ellos, así como mantener un equilibrio con su vida personal y compensaciones justas por su trabajo pueden terminar siendo la inversión que más influya para que tus clientes vuelvan.
  3. Valora tus proveedores: Las mejores empresas del mundo valoran a sus proveedores. No pedir plazos poco realistas, nunca dejar de pagarles y saber que reconocer el valor de sus productos o servicios, te ayudarán a tener una relación sólida con estos. Recuerda que todos los que forman parte de la formación de tu producto o servicio deben fortalecerse y crecer, así ganan todos.
  4. Usa bien tus recursos y se responsable con el medio ambiente: Esta sociedad tan conectada ha desarrollado una comunicación muy veloz para señal los errores de muchas empresas y, aunque a veces parezca que estas empresas son intocables, se han topado con la realidad de la fuerza que tiene la sociedad. Por el contrario saben reconocer a las empresas que ponen de su parte. No generar toneladas de basura, aplicar campañas de reciclaje así como general el menor impacto posible en el ecosistema, te dará un reconocimiento significativo y el mundo te lo agradecerá.
  5. Controla tus procesos: Sistematiza y organiza. Las mejores empresas saben que esta es la clave para reducir costos y aumentar su productividad, crean indicadores y métodos de procesos  que aplican en la capacitación de sus empleados. Existen muchos métodos, investigar cuál se adapta más a tus necesidades es tu principal misión.
  6. Innova: No importa qué es lo que produzcas o qué servicio brindes, las empresas realmente exitosas buscarán la mejor forma o solución creativa para satisfacer la necesidad de sus clientes. Las ideas son el activo más importante y la innovación será la llave para dejar atrás a tu competencia.
  7. Define prioridades e invierte en estas: La empresas más exitosas reinvierten sus ganancias en la misma empresa, en las áreas y se sectores que consideran lo requieran para optimizar su funcionamiento y poder mejorar su desempeño. Correr riesgos, como lanzar un nuevo producto, también es una acción que puede traer grandes resultados.
  8. Ofrece un ambiente seguro y limpio para tus colaboradores: Los espacios internos son clave fundamental de la cultura empresarial de la empresa. Por esta razón, tener instalaciones en buen estado que brinden seguridad y comodidad, así como dar un buen mantenimiento a la maquinaría es vital para su funcionamiento.
  9. Se responsable con el flujo de efectivo: La principal razón por la que muchas Pymes no se consolida es por un mal manejo en su flujo de dinero, por eso el cuidado de la “caja chica” es el secreto para durar más que solo uno o dos años. Saber que hay temporada abundante y la que no lo es, te ayuda a prevenir con reservas que pueden ser la diferencia del éxito y la ruina.
  10. Contribuye con la sociedad: Una empresa exitosa cumple con todas sus responsabilidades. Internamente, ofrece sueldos justos, desarrollo para su empleados, capacitación y prestaciones. Exteriormente, es una empresa que cumple con sus contribuciones fiscales, aporta empleo a su comunidad y una competencia sana.
Fabiola Jazmín Gutiérrez Pérez

Sigue estos puntos y alcanza el éxito con el que la perseverancia y la pasión gratifican.

Aquí te dejamos unas ideas de como mejorar el ambiente laboral de tus empleados: ¿Cómo ayudar a los colaboradores a prevenir el estrés laboral?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 4 =